Juan Manuel Castro Prieto

Licenciado en Ciencias Económicas, nunca llegó a ejercer como tal porque había otra fuerza pujando. El picor por la fotografía le surgió de hecho siendo todavía muy niño, cuando sólo soñaba con poseer una cámara de fotos. Se hizo a sí mismo como fotógrafo autodidacta sin maestros, se lamenta Castro Prieto, y salió adelante a base de aplicar la prueba, error y corrección.

Más que de influencias prefiere hablar de fotógrafos cuya obra le han impresionado. Martín Chambi es sin lugar a dudas su fotógrafo de referencia, tanto le marcó su paciencia, maneras y amor por la fotografía, que es a él a quien rinde homenaje en su proyecto sobre Perú que desarrolló durante 11 años.

Fotografía ventana y fotografía espejo:

“La pura fotografía documental por la cual estás viendo la realidad, esa famosa dicotomía entre fotografía ventana o espejo yo creo que no existe, en cierto modo creo que siempre estamos viéndonos a nosotros mismos, siempre está el componente que añade el fotógrafo que es la parte subjetiva, si no seríamos meros registradores de la realidad” toda ventana siempre da algo de reflejo…, además nos dirá: “Los fotógrafos siempre andamos dando vueltas a lo mismo, lo único que cambiamos es la forma de contar las historias. Yo también he estado dando vuelta siempre a lo mismo. Todo artista o fotógrafo tiene que ser un poco obsesivo.”

Sobre sus obsesiones le interrogamos entre otras cosas en esta entrevista, en la que hubo muchas risas y momentos amenos (18/03/2007). Antes de comenzar leímos en antena la siguiente cita del libro La Cámara Lúcida de Roland Barthes:

“Me ocurría algo parecido a lo que le ocurrió a ese amigo que se había inclinado por la Foto por el mero hecho de que ésta le permitía fotografiar a su hijo. Como Spectator; sólo me interesaba por la fotografía por sentimiento, y yo quería profundizarlo no como una cuestión o un tema, sino como una herida: veo, siento, luego noto, miro y pienso.”

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 29 min

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Ouka Leele

Posiblemente el día que en Fotografía para los oídos más nos acercamos a la sinestesia de hacer fotografía radiofónica fue cuando invitamos al programa a Ouka Leele (05/03/2006). Acababa de publicar un libro de poemas y nos leyó uno titulado Magia, creando toda una serie de imágenes en la mente de los oyentes:

Magia

Todo arde, los volcanes, una zarza, el sol

Yo no soy, soy mil

El agua, el agua no arde

Ardua tarea tejer una trama

Sonrosados tus pies tanto andar

Magia

Yo no puedo hacer que seas

Alas de oro para un pájaro azul oscuro

Si fuera invisible estaría contigo cuando estás a solas

Piedras preciosas, amo tu soledad

—-

Te invitamos a enviar a programacamaralucida@yahoo.es la descripción del paisaje que transcurre en tu mente o directamente una fotografía si la tienes que asocies con este poema. También puedes escucharlo en nuestro podcast, en voz de la propia Ouka Leele.

En el rato que pasamos con la fotógrafa nos dijo que “Un artista que se anquilosa en un estilo no es un artista sincero, me resulta muy difícil pensar que alguien pueda estar durante 60 años haciendo Sauras o haciendo Chillidas”. Por eso cuando siente que se está anquilosando ella se reinventa. Por ejemplo en 2004 acababa de enfrentarse a un nuevo reto, pintar un mural de 300 m2 en Murcia.

Llegamos a hablar hasta de la carne y de la fruta, y de por qué tienen tanta presencia en sus imágenes. También escuchamos la deliciosa Streets of your Town del disco 16 Lovers Lane de The Go-Betweens. Adelante:

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 24 min