Gerda Kochanska y Luca Tronci

Esta es la historia de una complicidad. La del fotógrafo y la modelo, y al mismo tiempo, la del marido y su mujer. La situación se repetía, solían ser momentos de ocio, de vaciones con el coche, de relax y distensión. Se localizaba el lugar, se estudiaba la luz, se buscaba la composición y venga, ponte, que te saco la foto. Ella, en cualquier momento, siempre de punta en blanco, obedecía y posaba con la naturalidad y experiencia de quien realiza un acto rutinario. Fueron cómplices una y otra vez, en Hungría, en Grecia, en Italia, en la ex-Yugoslavia y en Polonia, su país de origen, hasta componer un archivo fotográfico increíble que durante años estuvo cogiendo polvo en un desván y que por fortuna un día calló en manos de su sobrina, Gerda Kochanska. Junto a Luca Tronci ha profundizado en el archivo para darle el tratamiento que merecía y articularlo en una exposición que se titula Just being there. Somewhere in Teksas-land.

Aquí os dejo la entrevista de 25 minutos a sus dos comisarios, en la que conocemos mejor la vida del médico y fotógrafo Jean Reutt y su mujer, profundizamos en las motivaciones del proyecto expositivo, descubrimos dónde queda Teksas-land, viajamos hasta la Polonia de los años 70 con la sintonía de un programa veraniego de radio de la época, incluso recuperamos el sonido de la voz de la protagonista de las fotos, sacada de una entrevista doméstica que Gerda le hizo una vez descubierto el archivo, cuando el proyecto todavía era solo una idea.

Just being there. Somewhere in Teksas-land es además la cuarta exposición del proyecto Openhouse que se puede visitar en Barcelona solo con escribirnos un correo a info.openhouseproject@gmail.com y concertar una cita.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Román Yñán

La exposición “Hola me llamo Román y hago fotos a mi familia” ha llegado en el momento que tenía que llegar. Cuando la inmensa exploración fotográfica que Román Yñán está haciendo sobre su familia está ya madura, aunque no terminada. Porque como él insiste se trata de un trabajo que no se va a acabar nunca puesto que lo que fotografía es la normalidad cotidiana, que no es más (ni menos) que eso que siempre está ahí.

Lo más cotidiano y común, es lo que nos hace semejantes, ya que al fin y al cabo la vida privada de las personas se parece mucho, todos queremos más o menos las mismas cosas y quizás mi trabajo ahora con los diarios y las series familiares busca eso, la normalidad. Un espejo que refleja una normalidad normal donde comparto con vosotros lo que nos hace semejantes y no diferentes.

A través del ejemplo concreto de su familia Román hace una propuesta visual sobre la familia en sentido universal, algo que todos reconocemos y experimentamos de una u otra manera. En su caso, la cámara se ha convertido en un miembro más de la familia, pasando desapercibida en la mayoría de los casos, y en otros, invitando a los demás a participar en una especie de teatralidad familiar.

Desde que nació su hijo Tomás, Román dispara compulsivamente a los suyos, y como ejemplo de esta incontinencia fotográfica ahí están para los valientes sus diarios fotográficos con más de 5.000 fotografías que hay que visualizar una a una hacia atrás en el tiempo. Sin embargo son sus Series Familiares las que componen esta exposición que hasta mediados de mayo se puede visitar en Openhouse Gallery simplemente escribiendo a info.openhouseproject@gmail.com

Román ya nos había dado motivos para entrevistarle cuando lanzó hace menos de un año la editorial de libros de fotografía Standard Books, así que la entrevista ya no podía esperar más. La música hoy la pone Somethings last a long time de Daniel Johnston, en una versión muy especial con coros de Tomás.

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 24 min

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mari Luz Vidal (2)

Si las casas y calles de nuestra ciudad hablaran, a cada uno de nosotros nos contarían un relato diferente: recuerdos de infancia, encuentros, desencuentros, rutinas,… son las historias que componen nuestra memoria más subjetiva y que la fotógrafa Mari Luz Vidal ha decidido compartir en su proyecto artístico Mariona y Yo, con el que Openhouse Project ha iniciado su programa de exposiciones de fotografía.

En el caso de Mari Luz son los rincones de la Ciudad del Aire, la urbanización militar (de poético nombre) en la que se crió, los que le dicen cosas, recuerdos de una infancia compartida con su amiga Mariona y que en un momento dado decide revivir con su cámara. Le conduce la intuición muy clara de que, quizá, si recorre y fotografía esos espacios que compartió con Mariona se atreva a coger el teléfono, llamarla y retomar el contacto perdido desde hace 16 años. Y así fue, pero mejor que nos lo cuente ella:

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 25 min

La música hoy la pone Bill Callahan con My Friend

El pase de diapositivas requiere JavaScript.