Chema Madoz

Aunque él no lo sabe, consideramos a Chema Madoz el padrino de nuestro programa. Lo es porque fue nuestro primer invitado y sobre todo, porque recordamos aquella entrevista (13/12/2005) como una charla divertida con una persona muy interesante y dotada de ese encanto especial que sólo los tímidos poseen.

Chema recuerda con horror su primer empleo en un banco y asegura que en el fondo, no necesitó ser muy valiente para decidirse a abandonar aquel sueldo seguro y dedicarse a la fotografía.

Hablamos detenidamente sobre su proceso de trabajo y cómo surgen en su mente las ideas que luego transforma en “esculturas”, nacidas sólo para ser contempladas a través de su fotografía.

Chema Madoz asegura que su estudio se parece más al Rastro madrileño que al estudio de un fotógrafo porque en él podemos encontrar más trastos que trípodes, flashes u objetivos. Parte de la culpa de esta acumulación de cachivaches, la tiene cierto romanticismo que le impide tirar a la basura sus “inventos” una vez que los ha retratado.

Madoz, como todos los creadores, cada vez que termina una de sus obras teme no volver a ser capaz de imaginar algo nuevo.  Para él, cada fotografía tiene distintas lecturas, las que cada espectador encuentra en ella y le gusta cuando algún crítico relaciona su obra con la poesía, porque cree que su intención es la misma, comunicar ideas y emociones con los mínimos elementos posibles.  Cree que su obra evoluciona a un ritmo muy lento y entre risas asegura que esto es reflejo de su propia personalidad, reposada, sin fracturas.

Y como a nosotras nos gustan los buenos guisos, hechos con las mejores materias primas, sin artificios y a fuego muy lento, con el paso de los años seguimos considerando a Chema Madoz nuestro padrino, aunque él no lo sepa.

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 19 min

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Ramón Masats

Ramón Masats fue uno de los revolucionarios de la fotografía documental en la España de los años 50, dentro del grupo de fotógrafos que formaban La Palangana, como él mismo subraya.

No éramos conscientes de que estuviéramos retratando una época, hacíamos fotografías porque nos gustaba y hacíamos una fotografía que era nueva, pero no había una crítica, o sí la había, pero había que mirarla…”

Mucho cuidado había que tener en aquellos años. De hecho, a Masats le invitaron al Pardo a hacer un retrato al mismísimo Generalísimo y el Mismísimo quiso hacer las veces de ayudante, y ganas no le faltaron ¡hasta de dirigir la circulación de las nubes!

Los pueblos, el paisaje y todo en este país ha cambiado muchísimo, también el trabajo del fotógrafo, nos dirá. Con la toma de conciencia del derecho a la propia imagen es mucho más difícil retratar a la gente, se ha perdido mucha ingenuidad, asegura.

También nos cuenta cómo el seminarista portero de su famosa fotografía se reconoció en la imagen, le contactó y se reunió con él 46 años después. Y su búsqueda en Tomelloso por la explicación de esa línea de pintura que traza entre el suelo y la pared, la señora de otra de sus imágenes más conocidas (por favor si alguien sabe la explicación que nos la envíe).

Pero como el trabajo de Ramón Masats va mucho más allá de estos famosísimos iconos, por cortesía de la Galería Blanca Berlín incluimos una serie de imágenes en color que dan cuenta del magnífico ojo fotográfico de Masats.

En este programa de Camara Lúcida realizado el 27/03/2007 escuchamos Militar del disco El mundo según de Sr. Chinarro.

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 32 min

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Juan Manuel Castro Prieto

Licenciado en Ciencias Económicas, nunca llegó a ejercer como tal porque había otra fuerza pujando. El picor por la fotografía le surgió de hecho siendo todavía muy niño, cuando sólo soñaba con poseer una cámara de fotos. Se hizo a sí mismo como fotógrafo autodidacta sin maestros, se lamenta Castro Prieto, y salió adelante a base de aplicar la prueba, error y corrección.

Más que de influencias prefiere hablar de fotógrafos cuya obra le han impresionado. Martín Chambi es sin lugar a dudas su fotógrafo de referencia, tanto le marcó su paciencia, maneras y amor por la fotografía, que es a él a quien rinde homenaje en su proyecto sobre Perú que desarrolló durante 11 años.

Fotografía ventana y fotografía espejo:

“La pura fotografía documental por la cual estás viendo la realidad, esa famosa dicotomía entre fotografía ventana o espejo yo creo que no existe, en cierto modo creo que siempre estamos viéndonos a nosotros mismos, siempre está el componente que añade el fotógrafo que es la parte subjetiva, si no seríamos meros registradores de la realidad” toda ventana siempre da algo de reflejo…, además nos dirá: “Los fotógrafos siempre andamos dando vueltas a lo mismo, lo único que cambiamos es la forma de contar las historias. Yo también he estado dando vuelta siempre a lo mismo. Todo artista o fotógrafo tiene que ser un poco obsesivo.”

Sobre sus obsesiones le interrogamos entre otras cosas en esta entrevista, en la que hubo muchas risas y momentos amenos (18/03/2007). Antes de comenzar leímos en antena la siguiente cita del libro La Cámara Lúcida de Roland Barthes:

“Me ocurría algo parecido a lo que le ocurrió a ese amigo que se había inclinado por la Foto por el mero hecho de que ésta le permitía fotografiar a su hijo. Como Spectator; sólo me interesaba por la fotografía por sentimiento, y yo quería profundizarlo no como una cuestión o un tema, sino como una herida: veo, siento, luego noto, miro y pienso.”

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 29 min

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Navia

La breve entrevista que pudimos hacer a Navia (27.12.05) nos dejó completamente admiradas y con ganas de más. Un lujo poder hablar con este maestro del color, que en un momento de la entrevista ¡se confiesa daltónico! imposible.

Una de las razones por las que se decidió por la fotografía en color es que es mucho más arriesgada, muestra todo de forma más desnuda y reta a superar por ejemplo, la asociación primera que hacemos del color con la fotografía amateur o familiar. Su experiencia le dice que con el blanco y negro resulta más fácil hacer fotografías que parezcan “algo” pero que no necesariamente son “algo”. El color ofrece un mundo muy rico, que obliga constantemente a tomar decisiones y a hacer una especie de edición interna. Sobre el color amenaza además la sombra del pop, nos dirá, ya que el pop como el Guadiana aparece y desaparece.

Y mucho más. Ya que hablamos sobre la esencia de la fotografía, sobre literatura, sobre viajes, sobre cambiar el mundo y cómo mejor no intentarlo, y muy importante, sobre la necesidad de ser honesto con uno mismo y hacer lo que a uno le sale de dentro. En definitiva, un breve pero intensísimo encuentro con José Manuel Navia, que te invitamos a escuchar a continuación.

[DESCARGAR: Botón derecho + “Guardar enlace como”…] 13 min